En esta sección encontrarás respuestas a Preguntas Frecuentes sobre Reproducción Asistida y Fertilidad, así como respuestas a preguntas relacionadas con los tratamientos, técnicas y pruebas diagnósticas que NOVA FIV Fertility Centre ofrece como clínica especializada en Reproducción Asistida en Jerez. Las publicadas están elegidas entre las que más nos llegan por parte de los usuarios de la web y de los pacientes que atendemos en la clínica. Si no encuentras la pregunta que tienes, al final de la páginas tienes distintas maneras de contactar con nosotros y la posibilidad de enviarnos un formulario con la pregunta concreta. Te contestaremos lo antes posible.

En esta sección encontrarás respuestas a Preguntas Frecuentes sobre Reproducción Asistida y Fertilidad, así como respuestas a preguntas relacionadas con los tratamientos, técnicas y pruebas diagnósticas que NOVA FIV Fertility Centre ofrece como clínica especializada en Reproducción Asistida en Jerez. Las publicadas están elegidas entre las que más nos llegan por parte de los usuarios de la web y de los pacientes que atendemos en la clínica. Si no encuentras la pregunta que tienes, al final de la páginas tienes distintas maneras de contactar con nosotros y la posibilidad de enviarnos un formulario con la pregunta concreta. Te contestaremos lo antes posible.

¿Cuándo debo acudir a un especialista en Reproducción Asistida?

Si llevas un año manteniendo relaciones sexuales frecuentes sin protección para buscar embarazo y no llega, os recomendamos acudir a un especialista en fertilidad para valorar vuestro caso. Sin embargo, si tienes más de 35 años este tiempo se reduce a 6 meses de búsqueda de embarazo sin éxito, ya que a partir de esa edad se produce el declive fisiológico de la fecundidad, que es aún mayor a partir de los 38 años.

Si eres mujer soltera o en el caso de las parejas de mujeres, se recomienda acudir a un especialista en reproducción asistida en el momento en el que se desee un embarazo.

¿Cuáles son las principales causas de infertilidad?

Normalmente las causas que afectan a la fertilidad lo hacen disminuyendo la probabilidad de embarazo espontáneo. Por eso es preferible hablar de factor causal para definir los trastornos que pueden ser responsables de una alteración en la capacidad reproductiva. Aunque existen algunos trastornos como la ausencia de espermatozoides o de trompas que limitan la capacidad reproductiva de forma absoluta.

Los principales factores son: factor masculino (25-35%), factor tubárico (se refiere a las trompas de Falopio y su entorno) (17-20%), endometriosis (5-15%), factor ovulatorio (35%), esterilidad de origen desconocido (20%). Es frecuente encontrar más de un factor aunque uno de ellos sea el dominante, en este caso hablamos de esterilidad de causa mixta (20-60%).

¿En qué consiste un Estudio Básico de Fertilidad?

El Estudio Básico de Fertilidad es un conjunto de pruebas diagnósticas para valorar los factores que pueden estar ocasionando que no se consiga un embarazo de forma natural.

Empieza con una historia clínica completa en la que se incluyen antecedentes clínicos personales, de la pareja y familiares, factores ambientales, laborales, consumo de tóxicos y hábitos alimenticios, seguida de una analítica completa de ambos miembros de la pareja en la que se incluye un análisis básico de sangre (Rh y coagulación, bioquímica completa y serologías para descartar enfermedades infecciosas).

En la mujer, además, se realiza una ecografía ginecológica para revisar el útero, los ovarios y las trompas de Falopio y descartar anomalías. También para realizar un recuento de folículos antrales, tener información sobre la reserva de óvulos que tiene una mujer. Además, se realiza un análisis de hormonas basales que permite valorar posibles desequilibrios hormonales que pueden afectar a la ovulación.

En los hombres, se realiza un seminograma para analizar las características seminales y detectar posibles alteraciones en el número, movilidad y morfología de los espermatozoides, que pueden disminuir la probabilidad de conseguir un embarazo de forma natural.

¿Qué es un seminograma y para qué sirve?

Un seminograma es una prueba diagnóstica que realizamos en el laboratorio de andrología. Sirve para evaluar la calidad de una muestra de semen al analizar las características seminales de aspecto, pH, viscosidad, número, movilidad y morfología de los espermatozoides.

Este es un análisis básico. Para que el diagnóstico a nivel reproductivo sea más completo, recomendamos realizar un seminograma con REM, es decir, la capacitación de los espermatozoides para imitar a lo que hacen en la naturaleza. Con la capacitación seleccionamos los espermatozoides que mejor se mueven y esto nos da información sobre cómo estos espermatozoides tienen capacidad para fecundar.

Las alteraciones de los seminogramas son variables y se relacionan con la probabilidad de conseguir un embarazo de forma natural.

¿Es suficiente realizar un solo seminograma?

Es recomendable realizar dos seminogramas para confirmar el diagnóstico, ya que el tejido del testículo se renueva cada 72 días aproximadamente. Esto es fundamental si entre los seminogramas hay mucha diferencia de tiempo o si uno de ellos está muy alterado.

También es importante valorar los antecedentes y descartar si ha existido algún factor reciente que haya podido afectar a la calidad del semen analizado (fiebre, medicación, estrés…).

¿En qué se diferencian la Inseminación Artificial y la Fecundación in Vitro?

La Inseminación Artificial y la Fecundación in Vitro son dos tratamientos de reproducción asistida. La diferencia está en la forma de generar los embriones. En la Inseminación Artificial, los espermatozoides se introducen en la vagina y siguen su curso natural. La fecundación se produce dentro de la mujer. Mientras que en la Fecundación in vitro los óvulos se extraen para ser fecundados en el laboratorio y generar los embriones. Estos embriones serán los que se introduzcan en el útero para que sigan su evolución natural.

¿Cómo se evalúa la calidad de los embriones?

La calidad de los embriones se establece en base a características morfológicas y ritmos de división. Esta calidad determina la probabilidad de dar un embarazo. En el laboratorio de embriología trabajamos con los criterios de ASEBIR, estableciendo cuatro categorías en función de su calidad: A, B, C y D. Los embriones de calidad A son los que tienen mayor probabilidad de lograr un embarazo, mientras que los de calidad D tienen una mínima probabilidad.

¿Puedo ser padre si no tengo espermatozoides en el semen?

. Con la técnica de biopsia testicular podemos extraer espermatozoides directamente del testículo para realizar un tratamiento de Fecundación in vitro. Con estos espermatozoides se realiza una microinyección espermática o ICSI para inseminar los óvulos y dar un embrión que podrá dar lugar a un embarazo.

¿Cómo se hace la transferencia de embriones?

La transferencia de embriones es un proceso rápido y no es doloroso. Aunque no necesita sedación se suele realizar en el quirófano por la proximidad al laboratorio de embriología. Allí, el ginecólogo introducirá un fino catéter en el útero y el embriólogo depositará el o los embriones en el fondo. Una vez dentro, los embriones seguirán su evolución natural para dar lugar a un embarazo.

¿Qué tengo que hacer después de una transferencia de embriones?

Tras la transferencia tendrás un reposo breve en el quirófano. Después, puedes hacer tu vida normal con ciertos cuidados como no coger grandes pesos o hacer esfuerzos excesivos. No es necesario que tengas reposo total. Se ha visto que las mujeres que siguen su ritmo de vida normal tras la transferencia tienen más probabilidad de implantación porque el movimiento ayuda a que el embrión se coloque en el lugar adecuado para su evolución.

¿Cómo se seleccionan los donantes de semen y óvulos?

La selección de los donantes de semen y óvulos se lleva a cabo por el equipo médico de nuestro centro. Para elegir a un o una donante se tiene en cuenta la compatibilidad de grupo sanguíneo y las características físicas. Siempre se eligen los que tengan un parecido a la receptora y/o su familia. En el caso de disponer de test de compatibilidad genética, éste se tiene que realizar también a la pareja para seleccionar a un o una donante compatible genéticamente.

¿Por qué es importante estudiar la fertilidad masculina?

El factor masculino es el responsable de entre el 30 y el 40% de los problemas de fertilidad, mientras que un 15-20% es de causa mixta. Es importante estudiar al hombre y a la mujer porque la infertilidad no es un problema aislado de uno o de otro, sino un problema de pareja y debe ser estudiada como tal.

¿Los embriones descongelados tienen la misma probabilidad de dar un embarazo que los frescos?

Sí. Las tasas de embarazo son similares a las de las transferencias en fresco. En algunos casos, incluso, estas tasas son mayores, ya que la medicación del tratamiento de Fecundación in vitro puede influir en el tamaño del útero y es preferible dejarlo descansar y estimularlo de forma independiente.

¿Es efectivo congelar óvulos a los 40 años?

La calidad de los óvulos está afectada por la edad. A partir de los 35 años el descenso en la calidad es más acusado, por lo que es recomendable congelar los óvulos antes de esa edad. Congelando los óvulos antes de los 35 años la tasa de supervivencia y de embarazo cuando se utilicen en un tratamiento de fecundación in vitro, será mayor.

¿Puedo ser madre después de una ligadura de trompas?

Sí. Para lograrlo es necesario realizar un tratamiento de Fecundación in Vitro porque las trompas ya no están bien conectadas con el útero y los óvulos no pueden descender por ellas. Si no existe ningún problema en los ovarios,  se pueden estimular con medicación. Después, generaremos los embriones en el laboratorio, y se transferirán al útero para dar un embarazo.

¿Cuándo es necesario un semen de donante?

El semen de donante se recomienda cuando hay azoospermia o ausencia total de espermatozoides en el semen, o si hay un factor masculino severo sin deseo de FIV-ICSI. También en el caso de que se trate de una mujer joven que no tenga pareja masculina o de una pareja homosexual con deseo reproductivo. Sirve para evitar la transmisión de enfermedades genéticas a la descendencia (con carácter dominante y que, en la actualizad, no sean posibles de diagnosticar por Diagnóstico Genético Preimplantacional). El semen de donante también es apropiado en caso de hombres con enfermedades infecciosas (VIH) que no quieren recurrir a un lavado seminal.

¿Cuándo es necesario utilizar óvulos de donante?

El empleo de óvulos de donante es apropiado para mujeres que no producen óvulos propios por tener una edad avanzada. También en el caso de que exista un fallo ovárico precoz secundario a una cirugía, tratamiento (quimioterapia o radioterapia) o enfermedad. Los óvulos de donantes están indicados para mujeres premenopáusicas o menopáusicas, y para aquellas que padezcan alguna enfermedad genética grave. También se recomienda si hay fallos previos de técnicas de reproducción asistida por falta de respuesta ovárica a la estimulación.

¿Por qué tenemos que estar casadas para realizar el Método ROPA?

Esto se debe a que la donación de gametos es anónima en España. En el método ROPA lo que se está haciendo es una donación que no anónima de una mujer a su pareja. Es algo que se equipara a la donación que se hace en casos de parejas heterosexuales. Es necesario estar casadas legalmente para que se pueda inscribir al hijo en el Registro Civil como hijo legítimo de ambas.

En los tratamientos de reproducción asistida, ¿es mejor utilizar el semen fresco o congelado?

La primera opción siempre es utilizar el semen fresco el día de la inseminación artificial o la punción folicular en los tratamientos de fecundación in vitro. En el caso de que no se pueda obtener la muestra seminal ese día o la muestra proceda de biopsia testicular, o tenga mala calidad, se utilizará la muestra congelada.

Si me van a dar quimioterapia, ¿cuándo puedo congelar mis óvulos?

Lo recomendable es hacer el tratamiento de preservación de óvulos antes de empezar con el tratamiento de quimio o radioterapia. Se realizará la estimulación de los ovarios en función del tipo de tumor y en coordinación con el equipo de oncología.

nova fiv preguntas frecuentes 1

¿Cuándo debo acudir a un especialista en Reproducción Asistida?

Si llevas un año manteniendo relaciones sexuales frecuentes sin protección para buscar embarazo y no llega, os recomendamos acudir a un especialista en fertilidad para valorar vuestro caso. Sin embargo, si tienes más de 35 años este tiempo se reduce a 6 meses de búsqueda de embarazo sin éxito, ya que a partir de esa edad se produce el declive fisiológico de la fecundidad, que es aún mayor a partir de los 38 años.

Si eres mujer soltera o en el caso de las parejas de mujeres, se recomienda acudir a un especialista en reproducción asistida en el momento en el que se desee un embarazo.

¿Cuáles son las principales causas de infertilidad?

Normalmente las causas que afectan a la fertilidad lo hacen disminuyendo la probabilidad de embarazo espontáneo. Por eso es preferible hablar de factor causal para definir los trastornos que pueden ser responsables de una alteración en la capacidad reproductiva. Aunque existen algunos trastornos como la ausencia de espermatozoides o de trompas que limitan la capacidad reproductiva de forma absoluta.

Los principales factores son: factor masculino (25-35%), factor tubárico (se refiere a las trompas de Falopio y su entorno) (17-20%), endometriosis (5-15%), factor ovulatorio (35%), esterilidad de origen desconocido (20%). Es frecuente encontrar más de un factor aunque uno de ellos sea el dominante, en este caso hablamos de esterilidad de causa mixta (20-60%).

¿En qué consiste un Estudio Básico de Fertilidad?

El Estudio Básico de Fertilidad es un conjunto de pruebas diagnósticas para valorar los factores que pueden estar ocasionando que no se consiga un embarazo de forma natural.

Empieza con una historia clínica completa en la que se incluyen antecedentes clínicos personales, de la pareja y familiares, factores ambientales, laborales, consumo de tóxicos y hábitos alimenticios, seguida de una analítica completa de ambos miembros de la pareja en la que se incluye un análisis básico de sangre (Rh y coagulación, bioquímica completa y serologías para descartar enfermedades infecciosas).

En la mujer, además, se realiza una ecografía ginecológica para revisar el útero, los ovarios y las trompas de Falopio y descartar anomalías. También para realizar un recuento de folículos antrales, tener información sobre la reserva de óvulos que tiene una mujer. Además, se realiza un análisis de hormonas basales que permite valorar posibles desequilibrios hormonales que pueden afectar a la ovulación.

En los hombres, se realiza un seminograma para analizar las características seminales y detectar posibles alteraciones en el número, movilidad y morfología de los espermatozoides, que pueden disminuir la probabilidad de conseguir un embarazo de forma natural.

¿Qué es un seminograma y para qué sirve?

Un seminograma es una prueba diagnóstica que realizamos en el laboratorio de andrología. Sirve para evaluar la calidad de una muestra de semen al analizar las características seminales de aspecto, pH, viscosidad, número, movilidad y morfología de los espermatozoides.

Este es un análisis básico. Para que el diagnóstico a nivel reproductivo sea más completo, recomendamos realizar un seminograma con REM, es decir, la capacitación de los espermatozoides para imitar a lo que hacen en la naturaleza. Con la capacitación seleccionamos los espermatozoides que mejor se mueven y esto nos da información sobre cómo estos espermatozoides tienen capacidad para fecundar.

Las alteraciones de los seminogramas son variables y se relacionan con la probabilidad de conseguir un embarazo de forma natural.

¿Es suficiente realizar un solo seminograma?

Es recomendable realizar dos seminogramas para confirmar el diagnóstico, ya que el tejido del testículo se renueva cada 72 días aproximadamente. Esto es fundamental si entre los seminogramas hay mucha diferencia de tiempo o si uno de ellos está muy alterado.

También es importante valorar los antecedentes y descartar si ha existido algún factor reciente que haya podido afectar a la calidad del semen analizado (fiebre, medicación, estrés…).

¿En qué se diferencian la Inseminación Artificial y la Fecundación in Vitro?

La Inseminación Artificial y la Fecundación in Vitro son dos tratamientos de reproducción asistida. La diferencia está en la forma de generar los embriones. En la Inseminación Artificial, los espermatozoides se introducen en la vagina y siguen su curso natural. La fecundación se produce dentro de la mujer. Mientras que en la Fecundación in vitro los óvulos se extraen para ser fecundados en el laboratorio y generar los embriones. Estos embriones serán los que se introduzcan en el útero para que sigan su evolución natural.

¿Cómo se evalúa la calidad de los embriones?

La calidad de los embriones se establece en base a características morfológicas y ritmos de división. Esta calidad determina la probabilidad de dar un embarazo. En el laboratorio de embriología trabajamos con los criterios de ASEBIR, estableciendo cuatro categorías en función de su calidad: A, B, C y D. Los embriones de calidad A son los que tienen mayor probabilidad de lograr un embarazo, mientras que los de calidad D tienen una mínima probabilidad.

¿Puedo ser padre si no tengo espermatozoides en el semen?

. Con la técnica de biopsia testicular podemos extraer espermatozoides directamente del testículo para realizar un tratamiento de Fecundación in vitro. Con estos espermatozoides se realiza una microinyección espermática o ICSI para inseminar los óvulos y dar un embrión que podrá dar lugar a un embarazo.

¿Cómo se hace la transferencia de embriones?

La transferencia de embriones es un proceso rápido y no es doloroso. Aunque no necesita sedación se suele realizar en el quirófano por la proximidad al laboratorio de embriología. Allí, el ginecólogo introducirá un fino catéter en el útero y el embriólogo depositará el o los embriones en el fondo. Una vez dentro, los embriones seguirán su evolución natural para dar lugar a un embarazo.

¿Qué tengo que hacer después de una transferencia de embriones?

Tras la transferencia tendrás un reposo breve en el quirófano. Después, puedes hacer tu vida normal con ciertos cuidados como no coger grandes pesos o hacer esfuerzos excesivos. No es necesario que tengas reposo total. Se ha visto que las mujeres que siguen su ritmo de vida normal tras la transferencia tienen más probabilidad de implantación porque el movimiento ayuda a que el embrión se coloque en el lugar adecuado para su evolución.

¿Cómo se seleccionan los donantes de semen y óvulos?

La selección de los donantes de semen y óvulos se lleva a cabo por el equipo médico de nuestro centro. Para elegir a un o una donante se tiene en cuenta la compatibilidad de grupo sanguíneo y las características físicas. Siempre se eligen los que tengan un parecido a la receptora y/o su familia. En el caso de disponer de test de compatibilidad genética, éste se tiene que realizar también a la pareja para seleccionar a un o una donante compatible genéticamente.

¿Por qué es importante estudiar la fertilidad masculina?

El factor masculino es el responsable de entre el 30 y el 40% de los problemas de fertilidad, mientras que un 15-20% es de causa mixta. Es importante estudiar al hombre y a la mujer porque la infertilidad no es un problema aislado de uno o de otro, sino un problema de pareja y debe ser estudiada como tal.

¿Los embriones descongelados tienen la misma probabilidad de dar un embarazo que los frescos?

Sí. Las tasas de embarazo son similares a las de las transferencias en fresco. En algunos casos, incluso, estas tasas son mayores, ya que la medicación del tratamiento de Fecundación in vitro puede influir en el tamaño del útero y es preferible dejarlo descansar y estimularlo de forma independiente.

¿Es efectivo congelar óvulos a los 40 años?

La calidad de los óvulos está afectada por la edad. A partir de los 35 años el descenso en la calidad es más acusado, por lo que es recomendable congelar los óvulos antes de esa edad. Congelando los óvulos antes de los 35 años la tasa de supervivencia y de embarazo cuando se utilicen en un tratamiento de fecundación in vitro, será mayor.

¿Puedo ser madre después de una ligadura de trompas?

Sí. Para lograrlo es necesario realizar un tratamiento de Fecundación in Vitro porque las trompas ya no están bien conectadas con el útero y los óvulos no pueden descender por ellas. Si no existe ningún problema en los ovarios,  se pueden estimular con medicación. Después, generaremos los embriones en el laboratorio, y se transferirán al útero para dar un embarazo.

¿Cuándo es necesario un semen de donante?

El semen de donante se recomienda cuando hay azoospermia o ausencia total de espermatozoides en el semen, o si hay un factor masculino severo sin deseo de FIV-ICSI. También en el caso de que se trate de una mujer joven que no tenga pareja masculina o de una pareja homosexual con deseo reproductivo. Sirve para evitar la transmisión de enfermedades genéticas a la descendencia (con carácter dominante y que, en la actualizad, no sean posibles de diagnosticar por Diagnóstico Genético Preimplantacional). El semen de donante también es apropiado en caso de hombres con enfermedades infecciosas (VIH) que no quieren recurrir a un lavado seminal.

¿Cuándo es necesario utilizar óvulos de donante?

El empleo de óvulos de donante es apropiado para mujeres que no producen óvulos propios por tener una edad avanzada. También en el caso de que exista un fallo ovárico precoz secundario a una cirugía, tratamiento (quimioterapia o radioterapia) o enfermedad. Los óvulos de donantes están indicados para mujeres premenopáusicas o menopáusicas, y para aquellas que padezcan alguna enfermedad genética grave. También se recomienda si hay fallos previos de técnicas de reproducción asistida por falta de respuesta ovárica a la estimulación.

¿Por qué tenemos que estar casadas para realizar el Método ROPA?

Esto se debe a que la donación de gametos es anónima en España. En el método ROPA lo que se está haciendo es una donación que no anónima de una mujer a su pareja. Es algo que se equipara a la donación que se hace en casos de parejas heterosexuales. Es necesario estar casadas legalmente para que se pueda inscribir al hijo en el Registro Civil como hijo legítimo de ambas.

En los tratamientos de reproducción asistida, ¿es mejor utilizar el semen fresco o congelado?

La primera opción siempre es utilizar el semen fresco el día de la inseminación artificial o la punción folicular en los tratamientos de fecundación in vitro. En el caso de que no se pueda obtener la muestra seminal ese día o la muestra proceda de biopsia testicular, o tenga mala calidad, se utilizará la muestra congelada.

Si me van a dar quimioterapia, ¿cuándo puedo congelar mis óvulos?

Lo recomendable es hacer el tratamiento de preservación de óvulos antes de empezar con el tratamiento de quimio o radioterapia. Se realizará la estimulación de los ovarios en función del tipo de tumor y en coordinación con el equipo de oncología.